viernes, 17 de octubre de 2014

La amada que quiere ver el amanecer (por Pedro Saborido)


Otra genialidad de Pedro Saborido, ¡nunca defrauda! Esta historia romántica (?) se puede seguir en "El otro mapa de las noticias" en la web de Télam.

Buen fin de semana para tod@s

miércoles, 15 de octubre de 2014

Encontrar al príncipe azul

"El problema es que lo encuentres y que no te de bola."

¿Queres que te diga una cosa? El problema no es no encontrar a tu príncipe azul, nena. Porque la que busca encuentra. El problema es que lo encuentres y que no te de un cinco de bola, porque no le gustas o porque ya está con alguien o atrás de alguien, o que por algún motivo de mierda no puedan estar juntos. Ése es el problema de la mitad más uno de las mujeres en edad de merecer. Mirá, en una de ésas, con un poco de suerte, pasas al 3% de las minas que se lo enganchan y viven felices y comen perdices. El 97% restante, los miramos por tevé con todas las ganas de pegarnos un tiro allá abajo. 
Aldana meneó su melena castaña y sorbió despacito su café cortado. La conozco hace años, prácticamente desde que soy amiga de su hermano menor Lalo. Siempre me pareció una chica que sabía bien lo que quería de la vida y que no se iba a quedar sentada esperando que sucediera. No. Ella es de las que salen a la jungla urbana con su arco y su carjac repleto de flechas, dispuesta a conseguir las mejores piezas, cueste lo que cueste. Se recibió de contadora, consiguió un excelente trabajo en un banco, se enamoró y se casó con el gerente del área, tuvo dos nenas hermosas y todo era color de rosa hasta que su marido, de un día para el otro, se fue del país sin decir nada. El motivo se supo un tiempo después: fue centro de una investigación por lavado de dinero. Pero extraña y curiosamente, su secretaria también se va del país. "Tengo que empezar una nueva vida, ¿entendés?" le dijo a su esposa en una conversación telefónica cuando al fin retomó el contacto. "Ok, no hay problema, ¡hacelo! Pero ni se te ocurra volver para reclamar nada o para sacarme a mis hijas, porque vas preso y por la jodita del banco te van a dar mínimo 10 años de condena. Elegí bien." Y cortó. Y nunca más se volvió a saber de él. Las nenas, al tener un tío tan amoroso y atento como Lalo, no les faltó figura masculina en sus vidas y poco a poco dejaron de extrañarlo. Con lo poco que quedó, porque como buen marido que huye le dejó un tendal de deudas, Aldana compró un departamento más grande para ella, sus hijas y su madre, e invirtió en un local muy coqueto en Belgrano, donde instaló junto con su hermano un salón de belleza súper moderno, que ambos ahora regentean junto a su madre. Desde entonces, ella nunca más tuvo una pareja oficial. Se enamoró, desde luego, de un par de caballeros pero no se vio correspondida en la medida que ella deseaba, porque para ella, en la vida, los negocios y el amor, era todo o nada.
En eso te doy la razón, Nani. –dije.

Miré por la ventana. Una parejita de adolescentes en uniforme de colegio cruzaba la calle, tomados de la mano.
La mente se me fue volando al encuentro del recuerdo de Alber, el despistado pero simpático amigote de mi ex, con quien yo había empezado un affaire que empezaba a ponerse serio.

:·:


jueves, 9 de octubre de 2014

¡Ay, Ricardo!

Y no. No se puede presionar al otro para que te ame... Pero...
(Autor: Emilio Ferrero)

◕ ‿‿ ◕

viernes, 3 de octubre de 2014

En el nombre del amor

 Amor es… exactamente lo contrario a lo que verás en este post. Por favor nunca hagas algo así!

Entiendo que cuando se está enamorado/a se hacen cosas locas, pero esto... señoras y señores, esto que ven aquí ya es el extremo del mal gusto. Si esto es el amor, ehmmm mejor déjenme así agnóstica que estoy fenómeno.
Esta y otras imágenes, sin desperdicio, pueden verlas aquí:
"15 Personas que hicieron que cupido se clavara la flecha en la frente"

Por favor, nunca se unan a estas huestes. En el nombre del amor.

Sean felices

···:···